Los capilares presentes en el corazón también se asemejan a formas fractales