Angeles y demonios - Maurits Cornelis Escher

Angeles y demonios: (madera, 1960): En esta obra, podemos apreciar la partición regular del plano sin dejar hueco alguno, en el que se combinan ángeles y demonios, negros y blancos. También se puede ver gracias a la geometría hiperbólica que a medida que un punto se aleja del centro, es cada vez más pequeño, lo que nos permite abarcar el infinito en un círculo de tamaño limitado.