Arriba y abajo - Maurits Cornelis Escher

Arriba y abajo: (litografía, 1947). Observemos que si hacemos un corte horizontal y dividimos la imagen en dos, aparece la misma escena dibujada desde dos puntos de vista bien distintos. Además, el genio de Escher, hace coincidir el techo de la primera con el suelo de la segunda. Los haces de líneas curvas están matemáticamente tan bien realizadas y con tanta sutileza, que el cerebro acepta el hecho de no saber si estamos arriba o abajo.